Comunidad de Aprendizaje | Learn2talk Comunidad

Blogs de la comunidad de aprendizaje Learn2talk Educación. Crea una cuenta y participa con nosotros. Abierto, gratis y libre.

La (re)educación gerontológica, necesaria para una representación social positiva de la vejez y un envejecimiento activo en Chile.

 

La sociedad envejece aceleradamente y no sabe afrontarlo. Chile es el tercer país más envejecido de América Latina, superando incluso las expectativas demográficas que alertaban al respecto. De acuerdo a la última encuesta de Caracterización Socioeconómica Nacional (CASEN) 2011, el 15,6% de la población nacional corresponde a personas de 60 años y más, situando al país en un proceso de envejecimiento avanzado según la categorización de Naciones Unidas.

Antecedentes demográficos

El segmento etario con mayor crecimiento según el último censo de 2012 fue el grupo de más de 80 años. En 2002 este conjunto representaba el 1,6% de la población y en 2012 pasó a 2,4%. Esta variación representa un alza de un 62,3% y demuestra un índice de Envejecimiento comparable al de países desarrolllados. A ello se suma que actualmente hay 6.130 personas que tienen 100 años o más en el país. Para el año 2050 esta cifra se sextuplicará y 37.183 chilenos serán centenarios, según el Servicio Nacional del Adulto Mayor (SENAMA), estadística generada a partir del Observatorio Demográfico 2012 de la CEPAL. 

Los retos de un país envejecido son múltiples y complejos. Las pensiones y la salud pública no son los únicos factores preocupantes que genera la creciente presión causada por el aumento de los adultos mayores como grupo etario. El tiempo libre y de ocio son también aspectos esenciales. Lo que un adulto mayor haga o deje de hacer redundará en su calidad de vida. Por ejemplo, un adulto mayor activo tendrá una respuesta positiva mayor frente a la vida que uno inactivo; esta respuesta positiva a su vez aumentará su esperanza de vida. Está comprobado que una mayor esperanza de vida a consecuencia de un envejecimiento positivo y activo incide favorablemente en una mejor salud y, por consiguiente, menos gastos en medicamentos y reparos.

De acuerdo a la Casen 2011, cerca del 75% de los adultos mayores de 60 años en Chile se encuentran inactivos y, de ese grupo, un 68% está jubilado. Estos indicadores auguran malos presagios si no se toman medidas de acción anticipadas.

Prevenir es mejor que curar

La prevención es más barata y además beneficiosa para toda la sociedad. Un Estado que cuida y protege a todos sus ciudadanos debe considerar, por lo tanto, políticas públicas orientadas a la prevención del malestar social desencadenado por una representación social negativa frente a la vejez, que a su vez deriva en discriminación y exclusión hacia los adultos mayores.

Chile y la cultura occidental en general necesitan un paradigma cultural basado en la valorización y respeto hacia las personas mayores, así como el de todos sus ciudadanos. Los patrones culturales de una sociedad determinarán el tipo de políticas y medidas que adopte el gobierno y su ciudadanía. En la cultura asiática, por ejemplo, el desarrollo de programas cooperativos y de asistencia al adulto mayor es uno de los puntos clave para el desarrollo humano. El adulto mayor es pieza primordial dentro del núcleo familiar y representa un tesoro indiscutible.

En Chile, las estrategias en los ámbitos de prevención de estereotipos y representaciones sociales negativas hacia los adultos mayores siguen siendo insuficientes. Asimismo, la escasez de personal experto en gerontología (geriatras, gerontólogos sociales, especialistas en atención socio-sanitaria, etc.) y el deficiente porcentaje de programas e iniciativas que promocionen un envejecimiento activo ha provocado fenómenos de vulnerabilidad y exclusión que han derivado en constantes abusos y maltratos hacia el adulto mayor.

Acción socioeducativa y medios de comunicación social

En la sociedad contemporánea todos quieren vivir más años pero nadie quiere llegar a viejo. Esta paradoja ha provocado que la vejez sea siempre vista como el proceso humano que todos quieren evitar y detener. Esta evasión de la vejez ha condicionado la forma de relacionarnos con este segmento etario de la peor manera: excluyéndolos.

La no integración de las personas mayores representa un maltrato (actualmente tipificado por la ley chilena) y también representa una falta a los Derechos Humanos fundamentales. El gobierno no es el único responsable; los medios de comunicación social también han contribuido. La omisión en programas de televisión, por ejemplo, o en contenidos exclusivos hacia este segmento etario a diferencia de otros como jóvenes e infantes condiciona a que la sociedad chilena no quiera envejecer, porque la vejez representa una etapa de la vida negativa, pasiva y excluyente.

Los medios masivos de comunicación deben asumir responsabilidades con políticas reguladoras e iniciativas que promuevan y fomenten la participación activa de personas mayores en sus realizaciones programáticas. También deben generar y difundir contenidos que contribuyan a cambiar la imagen negativa de la vejez y promuevan un envejecimiento activo.

“Los desafíos de integrar social, económica y espacialmente a las personas mayores van acompañados del desafío de integrarlos culturalmente. Es importante difundir una imagen positiva de las personas mayores y abrir oportunidades de recreación y socialización que beneficien especialmente al 16% de las personas mayores que viven solas. La soledad es un factor de riesgo, especialmente cuando va asociada a estereotipos negativos”. Política Integral de Envejecimiento Positivo para Chile 2012-2025 (SENAMA, 2012).

 

La sociedad chilena necesita ser (re)educada para favorecer la convivencia intergeneracional y evitar la exclusión a las personas mayores. La Política Nacional para el Adulto Mayor del Servicio Nacional del Adulto Mayor, SENAMA, destaca el énfasis de la educación (formal y no formal) en el ámbito de la prevención. Superar la vulnerabilidad social de los adultos mayores en Chile puede ser posible mediante planteamientos integradores propios de la Educación Social. El poder de dinamización, socialización y mediación que ejerce la Educación Social puede contribuir a mejorar las actuales condiciones socioculturales de los adultos mayores en Chile.

Es necesario educar y reeducar a la sociedad en materia de envejecimiento para evitar fenómenos de discriminación y posterior exclusión de los adultos mayores. Una pedagogía gerontológica basada en principios de respeto, igualdad de oportunidades y la promoción de un envejecimiento activo y pleno será clave para el desarrollo de una representación social positiva de los adultos mayores.

En la actualidad, los medios masivos de comunicación juegan un papel clave en los procesos de creación y resocialización de concepciones sociales y culturales. Difundir desde ellos estrategias de acción socioeducativa para promover una cultura que no teme ni discrimina a la vejez redundará en el desarrollo de un país cohesionado, equitativo y con mayor calidad de vida.

Como menciona la Política Nacional para el Adulto Mayor, “la población, a través de la familia, el sistema escolar y los medios de comunicación social, debe recibir educación sobre su propio proceso de envejecimiento y, además, conocimientos sobre la forma de relacionarse con los Adultos Mayores. A su vez, los actuales Adultos Mayores deben recibir información y asistencia para su autocuidado”.

 

La actual Política Integral de Envejecimiento Positivo para Chile 2012-2025 presentado por el gobierno el año 2012 a través del Servicio Nacional del Adulto Mayor ofrece una mirada particular a los desafíos del envejecimiento y afirma los problemas y desafíos a enfrentar desde los distintos campos de acción. Entre ellos, la necesidad de educación en materia de envejecimiento.

Por consiguiente, podemos decir que los aprendizajes culturales basados en una pedagogía gerontológica de respeto e igualdad hacia el edulto mayor son fundamentales para que el país integre de manera activa y plena a este colectivo. Es necesario aprender a envejecer activamente y mirar el envejecimiento como un proceso natural de la vida que vale la pena experimentar.

Valora este artículo del blog:
Resumen: El orientador escolar en Israel: ¿Un agen...
Reseña de Libro: Educación, Neoliberalismo y Justi...

Artículos relacionados

Comentarios

 
No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.